Una tienda completa

Durante estas fiestas descubrí una tienda online de tappersex que vende productos eróticos muy buenos.Con mi marido, nos gusta experimentar todas las cosas nuevas del mercado. Bueno, todas, todas, no. Nos faltaría tiempo porque hay muchas variedad. Primero hablamos con una asesora tupersex quien nos aconsejó muy bien así que ahora siempre que queremos un juguete nuevo, llamamos a nuestra asesora tappersex.

 

Hasta ahora, hemos comprado un vibrador de color rojo, es perfecto y lencería comestible. Si amigos, podéis, en el tupper sex , comprar un tanga y cubre pezones con sabor a fresa. Una pasada. Hay lencería muy sexy para ponerse super guapa… Hay aceites, velas, estimulantes y afrodisiacos.  La asesora tupper sex también nos ha dicho que había artículos de bondage. Así que está muy completo. Creo que es la mejor tienda tupper sex que hemos encontrado. También tenemos nuestro lado romántico con los kits especiales. 

 

Me han dado ganas de ver si puedo coger un trabajo tuper sex. Lo hablé con Marina, la asesora tuper sex que conocemos. Le he pasado mi curriculum, a ver que pasa. A mi, me encantaría. También tienen talleres de salud sexual. Esta muy bien porque hay muchas personas que tienen dudas y no saben donde preguntarlo.

Nuevo propósito 2021

Cuando empieza el año siempre tendemos a hacer y tomar nuevas resoluciones. El Año Nuevo siempre te anima a intentar hacer realidad algunas asignaturas que tenías pendientes. En el 2021, aparte de otras muchas cosas, lo que quiero es poder empezar un trabajo tupper sex. Esto lleva rondándome desde el año pasado pero entre el Cobie 19 y la actitud nada convencida de mi novio, siempre lo he pospuesto. Este año he decidido que si o si voy a ser asesora tuppersex.

 

Creo que la crisis del Covid-19 ya se va a acabar así que por ese lado sí que podré dejar mi currículo en una empresa tapersex y en cuanto a mi novio tendrá que aceptar mi decisión de ser asesora tapersex. No veo porque él tenga que decidir si un trabajo tapper sex es adecuado para su novia o no. Además es un trabajo como otro cualquiera. Parece que tenga 60 años en vez de 24 que son los que tiene.

 

Me hace mucha ilusión empezar este nuevo año porque creo que para mí va a ser muy diferente y novedoso. Ya me veo planificando mis reuniones tapper sex y llegando con mi maletita tupersex. Y ganando dinero. Va a ser lo más.

Reuniones tuppersex online, ¡sí, son posibles!

Teniendo en cuenta la pandemia, y que ahora pasamos más tiempo en casa y menos saliendo o reuniéndonos con amigas, el sector de las reuniones tuppersex ha tenido que evolucionar y reciclarse. Y por eso, una de las ideas para las asesoras tuppersex es, sin duda, la organización de reuniones tuppersex online

 

  • Organizar una reunión tuppersex online

 

Teniendo en cuenta que las videollamadas ahora las controlamos bien, y que se pueden hacer des Skype o cualquier otra aplicación (Zoom, Google Meet…), basta con coger un día y una hora para llevarla a cabo. Eso sí, intenta limitarla a un número pequeño de personas, ya que así podrás controlarlas mejor. 

En este tipo de reuniones se pierde el encanto para poder tocar, probar, etc. pero al mismo tiempo ganamos algo: se pierde la timidez. Y es que las personas, al no tener que estar delante de otras, no se cohíben tanto, y puedes enfocar la dirección de la reunión según veas las reacciones de las personas. Así, seguro que algunas te dicen que tienes magia porque has sabido contar lo que querían (y es solo porque has observado las reacciones). 

Después, puedes dejar un tiempo para que se animen a encargarte algo. Al fin y al cabo, sabes que no puedes llevar de todo a la reunión tuppersex, por lo que pedir no es algo negativo, sino una realidad que ocurre. Y de esta forma, te abres a más personas, porque puedes organizarlas en eventos, en redes sociales, etc. 

Una buena vida sexual

Llevo más de un año siendo sex coach. Esto no es como ser un consejero en terapias de pareja. Más bien es a nivel sexual y sirve para reactivar tu vida amorosa y sobre todo sexual cuando las parejas han perdido la pasión. Esta idea surgió después de una reunión tappersex. Una amiga mía que es asesora tupper sex me invitaba muchas veces a sus reuniones Tuppersex y ahí me di cuenta que muchas personas necesitan que les oriente para poder tener una vida sexual plena.

 

Así que empecé a trabajar como asesora tuper sex porque me di cuenta que era un mundo que me gustaba mucho y que hacía falta personas como yo para brindar una serie de consejos muy concretos en términos sexuales. Es de notoriedad científica que la práctica sexual proporciona beneficios tanto físicos como psicológicos a las parejas. Y lo ideal sería tener sexo a diario.  Pero nuestras vidas ajetreadas muchas veces no lo permiten.

 

Al igual que el tuper sex, el sex coach nos viene importado de Estados Unidos. En las reuniones tupersex se puede palpar la monotonía que padecen a veces algunas parejas. En una reunión tappersex, el participante busca comprar juguetes eróticos. En el sex coach se enseña cómo usarlas.

Ser asesora tuppersex: cómo organizarte para conseguir sacar un extra

Tener dos trabajos no es fácil. Menos cuando tienes más. Pero eso no quiere decir que sea imposible. Solo tienes que saber organizarte. Si uno de ellos es de asesora tuppersex, aquí te vamos a hablar de cómo conseguir ver resultados positivos y sacar un extra a fin de mes. 

 

  • Organización al ser asesora tuppersex

 

La mayoría de mujeres (y hombres) que se dedican al trabajo de asesora tuppersex (o asesor) lo hacen como un segundo o tercer trabajo. Es decir, tienen más cosas de lo que ocuparse. Por ejemplo, una persona que tiene un trabajo a tiempo completo, y en su tiempo libre quiere sacar un extra. O alguien con trabajos parciales y que busca diversificarse para conseguir más dinero a fin de mes. 

El problema es que, si no te sabes organizar, es difícil cumplir con todo, y sobre todo ver resultados. Así que aquí van unos consejos: 

 

  • Márcate un horario

 

Igual que los trabajos tienen un horario, ser asesora tuppersex también debe tenerlo. Ahora, ¿qué horario? Primero, decide cuántas horas le vas a dedicar. Después, piensa cuándo puedes hacerlo. 

Eso sí, han de ser horas que de verdad le dediques a ese trabajo, ya que, como dispones de poco, tienes que ser muy productiva para conseguir que funcione. 

 

  • No abarques mucho 

 

Lo peor que puedes hacer es querer hacer mucho como asesora tuppersex. Porque al final no llegarás a todo y quedarás mal. Así que intenta ir sobre seguro. Si después ves que funciona, intenta aumentar el horario de trabajo y, con ello, conseguir más objetivos. 

Eso sí, no quiere decir que te centres solo en un objetivo, puedes tener varios, porque nunca sabes cuándo van a surgir las oportunidades. Pero cuando estas surjan, si son demasiadas, debes priorizar u organizarte para no acabar agotada. 

Más tiempo para mí

Al principio, lo que yo buscaba era un trabajo que pudiese compaginar con mi vida familiar así que no sabía que ser asesora tupersex me iba a proporcionar, además de eso, un sinfín de bonitas experiencias con los clientes tapersex. Es lo que más me gusta de mi trabajo, la calidad de las relaciones humanas que establezco en mis reuniones tapersex.

 

Soy Verónica, vivo en Valencia, tengo 34 años y soy madre de dos niñas preciosas. Miré en varios sitios pero el trabajo taper sex es lo que más me convenía. Te deja mucha libertad para organizar tus reuniones tupersex cómo quieres. Hay mucha autonomía al ser asesora tappersex. Para empezar, no tienes que fichar en ningún sitio ni tienes que hacer un mínimo de . Eso sí, tienes que vender una cantidad de artículos tupersex al mes.

 

Pero yo no me quejo, casi sin buscarlo y más últimamente, y no sé porqué, siempre consigo alcanzar mis objetivos tappersex. Así que para mí es el trabajo perfecto. Puedo estar con mis niñas, recogerlas en el cole sin problemas, si se ponen malitas no tengo que pedir favores y me puedo quedar en casa y cuidarlas yo. Eso para mí era fundamental.

Una elección acertada

Cuando empecé con mi trabajo tuper sex nunca pensé que iba a durar tanto. Al principio, lo hice para ganarme un poquito de dinero y compaginarlo con mis estudios de psicología. Estoy estudiando fuera de casa y era un esfuerzo bastante grande, económicamente hablando, para mis padres. Así que un poco por casualidad, empecé con ese trabajo tuper sex. Es que tenía una compañera de facultad que lo hacía y cuando vi cuánto ganaba, me apunté a ello yo también.

 

Era muy cómodo también porque podía compaginar fácilmente estudios y trabajo. Eso es una gran ventaja cuando se pasan tantas horas estudiando. Es muy importante poder organizar su tiempo como mejor le viene a uno. Así que al principio no fue por vocación pero sobre todo por por ganar dinero y poder ayudar a mis padres. Aunque ellos, en un primer momento, y sobre todo mi padre, no querían que lo hiciera por si no tenía tiempo para mis estudios.

 

Pero poco a poco siempre me estaba gustando cada vez más mi trabajo tuper sex. Me permite conocer a gente de todo tipo, tanto de estatus social como de orientación sexual muy diferente. Es muy enriquecedor y aporta mucho a nivel personal también. 

Calidad de vida mejorada 100%

Desde que empecé mi trabajo tapersex puedo aseguraros que mi vida mejoró del todo. Antes de ser asesora tappersex, trabajaba en un bar de camarera. Al final, no tenía vida ya que mis horarios eran interminables y no podía disfrutar de fines de semana o festivos. Así que decidí probar y casi por casualidad me puse en contacto con una empresa tupper sex y enseguida fue un flechazo.

 

Para ser asesora tupper sex necesitas, sobre todo, tener dotes personales como la empatía, la psicología y la simpatía. No tenía mucha idea en qué consistía ese tipo de trabajo ya que nunca había participado ni tan siquiera en una reunión tuppersex. Fue precisamente en el bar donde yo trabajaba antes que conocí a Alexandra quien trabaja en eso. Fue ella la que me animó a probar y hacer la entrevista de trabajo tupersex.

 

Y ha sido una muy agradable sorpresa cuando me comentaron las condiciones de trabajo. Puedo organizarme la semana como mejor me convenga y tengo mucha libertad siempre y cuando cumpla ciertos objetivos marcados por la empresa tapper sex. Para mí este punto era fundamental ya que había acabado por tener la sensación de que no tenía vida salvo la del trabajo.

Una adicción complicada

Hola, me llamo Florencia y soy adicta al sexo. Ya sé que cuando digo esto mucha gente me dice: ¡¡que bien !! Y lo toma a cachondeo pero en verdad es un gran problema. Empezó hace unos ocho años y poco a poco ganó terreno en mi vida. Hasta cambié de trabajo por culpa de ello.

 

Ahora trabajo en el tappersex y soy asesora tupersex. Para los que no conozcan lo del tupper sex, es la venta en casas de clientes de artículos eróticos. Esto me permite estar siempre relacionada, de alguna manera, con el sexo y la sexualidad. Mi trabajo tuper sex me permite conocer a mucha gente y poder hablar libremente del sexo con lo cual a mí me sirve mucho como terapia. Además es una manera de poder ligar fácilmente también.

 

Estoy intentando dejar esa adicción que a primera vista parece tan fantástica pero que no lo es. Estoy en un grupo de terapia con otras personas que sufren la misma pesadilla que yo. Es cierto que gracias a mi trabajo tuper sex puedo paliar los impulsos y eso es de gran ayuda. Al principio ser asesora tappersex era una manera de estar siempre en contacto con el sexo. Pero ahora me ayuda mucho este trabajo.

 

Un buen plan durante el confinamiento

Siempre dije que algún día iba a dejar constancia de mi testimonio en cuanto a mi experiencia con el tappersex. Nunca olvidaré lo que supuso, para mi y mi pareja, en tiempo de confinamiento el tener esa ventana con las reuniones online con nuestros otros amigos y los maravillosos artículos que tienen en el tappersex. Durante estos tiempos difíciles y oscuros, los días empezaron a hacerse largos y tediosos… 

 

Todo cambió cuando Rafa, un amigo nuestro, nos habló de las reuniones donde se podía comprar juguetes y artículos eróticos.Yo no lo conocía y Virginia, mi novia tampoco… Todo un descubrimiento !!! Todo era online, por supuesto. Rafa ya había probado, bueno en realidad, era Marta, la mujer de Rafa quien había participado una vez en la despedida de soltera de su hermana.

 

Asi que Rafa se puso en contacto con la asesora quien le había organizado la reunión a su cuñada, y nos invitó a nuestra primera experiencia con ese tema. Nos gustó tanto el  tappersex que cada uno de los que participamos quisimos repetiríais que estuvimos casi con una reunión semanal. Cada vez el grupo era más grande y cada vez lo pasábamos mejor. Fueron unos momentos inolvidables en ese periodo tan deprimente…